Comunicado en contra de las 116 devoluciones “exprés” en Agosto de 2018

Comunicado en contra de las 116 devoluciones “exprés” en Agosto de 2018

Son días de luto para los derechos humanos en nuestra frontera sur. Lo acontecido esta semana en Ceuta es un paso más en esta guerra de expulsiones, devoluciones y vulneraciones de Derechos en una Europa cada vez más blindada, que mantiene y mejora sus relaciones con países donde la represión y el maltrato a las personas migrantes acaba con sus vidas. Un total de 116 personas, que el pasado miércoles lograron entrar a Ceuta, han sido devueltas, en menos de 24 horas, al país vecino en virtud del Acuerdo del año 1992 por el que Marruecos “acepta la devolución de quienes entraron de manera irregular por su territorio”. Leer más.

 

¿Qué ocurre en Ceuta?

¿Qué ocurre en Ceuta?

La realidad de las ciudades de Ceuta y Melilla es un claro ejemplo de cómo las medidas de gestión migratoria aplicadas por parte de la Unión Europea se centran, cada vez más, en la fortificación y la externalización. Ambas son el único territorio español – y europeo – en suelo africano, el punto de entrada para personas migrantes que siguen la ruta occidental. Leer más.

Conoce el proyecto

Taller de velas

Cuatro veces a la semana, por las mañanas, Elín coordina un taller de aprendizaje de velas decorativas que está sirviendo a muchas de las personas migrantes para iniciarse en una actividad artística. Si logran perfeccionarse en ella, pueden ganar algún dinero con la venta de velas. Descargar catálogo.

Sensibilización

En Elín creemos que nuestra sociedad necesita tener acceso a mejor formación en derechos humanos, informarse de forma rigurosa y crítica y, a su vez, tener la oportunidad de conocer de cerca la realidad de la migración.

Es importante no olvidar las violaciones de los derechos humanos que se cometen en la Frontera Sur y todas las muertes a causa de la fortificación de la Unión Europea.

Queremos denunciar estas injusticias ante los medios de comunicación, las instituciones .

Trabajamos para sensibilizar a todas las personas en la riqueza de la diversidad y normalizar la movilidad de las personas.

donde colaboramos con centros educativos, centros de mayores y varias entidades en la organización de actividades y encuentros conjuntos.

Proyecto de sensibilización en la Universidad, institutos y colegios de Ceuta

IMG_0922

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Círculo del silencio

Coordinamos una acción de denuncia social el segundo miércoles de cada mes. Esta iniciativa reúne a personas migrantes, voluntarios y ciudadanos sensibles a la realidad migratoria para reivindicar el respeto a los derechos humanos.

IMG_6299

Encuentros interculturales

¿Cómo es el/la voluntario/a de Elín?

Persona mayor de 20 años.
Sensible ante el fenómeno de la inmigración.
Comprometida con las líneas de trabajo y la filosofía de la asociación.
Abierta a trabajar en grupo, relacionarse y adaptarse a cada situación.
Respetuosa con las costumbres, valores y creencias de los demás.
Formada y con interés en aprender sobre inmigración y derechos humanos.
Disponible para dedicar tiempo o recursos a la asociación.

¿Qué hace el/la voluntario/a de Elín?

Participa en actividades de formación y ocio educativo con personas migrantes adultas y menores.
Sensibiliza, divulga información y realiza acciones de concienciación social.
Asiste a reuniones de la asociación y conoce la dinámica de trabajo.
Se implica activamente en algunas tareas de los proyectos.
Busca recursos materiales y económicos para la mejora de las actividades.
Realiza la colaboración en Ceuta o en países de África, si así lo considera la asociación.

¿Qué aporta Elín al voluntario/a?

Acogida, acompañamiento y recursos para facilitar el trabajo en la asociación.
Respeto a sus creencias, opiniones y formas de pensar siempre que no dificulte el trabajo de la asociación.
Formación y herramientas para realizar la colaboración.
Orientación y seguimiento de su experiencia.

Voluntariado de verano

Pascua en la Frontera Sur

¿Quieres conocer la experiencia de los voluntarios? Entra en el blog.

Elín, día a día

Nuestros voluntarios comparten sus experiencias y reflexiones en el blog de Elín. ¿Te animas a conocerles?

Concentraciones contra las devoluciones exprés

Ayer, 5 de septiembre, fue un día importante para los Derechos Humanos en España.

Organizaciones y colectivos se dieron cita en distintos puntos del territorio para protestar por la devolución de 116 PERSONAS desde Ceuta a Marruecos el pasado 23 de agosto.

GRACIAS BARCELONA

GRACIAS MADRID

GRACIAS CÁDIZ

GRACIAS PUERTO REAL

GRACIAS MÁLAGA

GRACIAS BILBAO

GRACIAS TETUÁN

GRACIAS GRANADA

GRACIAS SEVILLA

GRACIAS CIUDAD REAL:

GRACIAS MELILLA

 

GRACIAS CONIL

 

GRACIAS ALGECIRAS

 

GRACIAS TÁNGER

 

GRACIAS ARRIATE (MÁLAGA)

 

GRACIAS JEREZ

 

GRACIAS SANTANDER

 

GRACIAS ZARAGOZA

 

GRACIAS ALMERÍA

 

GRACIAS VALENCIA

 

…y gracias todas aquellas personas que de una u otra manera enviásteis a Ceuta, y a todas las fronteras del mundo, un grito de justicia y cambio.

 

 

En ELIN ayer también nos unimos a vosotrxs leyendo el manifiesto en francés y escribiendo estos mensajes…

 

 

 

EL PRÓXIMO MIÉRCOLES 12 DE SEPTIEMBRE NOS VOLVEREMOS A REUNIR EN CEUTA, EN LA PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN, PARA CELEBRAR EL CÍRCULO DE SILENCIO.

Encuentros sin fronteras

No podíamos quedarnos calladas ante las noticias que diariamente aparecen en los medios de comunicación que desinforman tanto. Tampoco podíamos permitir que se siga divulgando gratuitamente el discurso del odio y se promueva la xenofobia. Por eso hemos decidido canalizar toda nuestra indignación y rabia ante los hechos ocurridos estas últimas semanas en la Frontera Sur. Y juntas, convencidas y organizadas, decidimos alzar la voz.
Los Derechos Humanos en Ceuta y en todo el Estado español ,vuelven a vulnerarse sistemáticamente sin ningún complejo. Durante las últimas semanas hemos podido ver cómo el nuevo gobierno del PSOE, con el aval de la Unión Europea, ha dejado de lado los intereses de los migrantes, favoreciendo políticas de inmigración y firmando un nuevo tratado de externalización y control de fronteras con Marruecos.
Dicho tratado tiene como objetivo facilitar el retorno de las personas migrantes en tránsito hacia ciudades fronterizas con el desierto de Mauritania, mediante redadas y persecuciones policiales en las principales ciudades marroquíes y en los bosques cercanos a Tánger y Nador; en estos lugares se encontraban asentadas miles de personas en condiciones alimentarias e higiénicas infrahumanas, esperando la oportunidad para entrar en territorio español.
Esta persecución se ejerce usando la violencia física y psicológica. Una vez reclutados, los migrantes son identificados fotográficamente, se les esposa, en algunos casos se les requisan todas sus pertenencias y los distribuyen en autocares para ser abandonados a las puertas del desierto.
Desde la firma del tratado se han desplazado forzosamente más de 2.000 personas costando la vida a dos jóvenes de Malí, uno de ellos menores. Con estos hechos pensamos que se pretende también lanzar un mensaje de alerta y sembrar el miedo entre todas esas personas que se encuentran en tránsito hacia territorio español con el objetivo de rebajar el flujo migratorio que pasa por Ceuta y Melilla.
En definitiva, se trata de políticas de inmigración excluyentes, basadas en la defensa y no en la regulación de las fronteras, que no garantizan los derechos humanos más básicos como el asilo. Políticas de control que favorecen económicamente a grandes empresas tecnológicas y armamentísticas españolas, que hacen negocio del dolor ajeno. Políticas institucionalmente racistas que como consecuencia fomentan aún más el racismo social, la deshumanización de una parte de la población y la perpetuación de prejuicios y estereotipos falsos e injustificados.
La situación en la ciudad ceutí tampoco es muy esperanzadora. Algunos la sienten como una “cárcel a cielo abierto”, rodeada por una valla fronteriza con un altísimo coste de mantenimiento, donde viven jóvenes en el CETI considerados ilegales por no tener papeles aunque ello no sea un delito, sino una falta administrativa.
Actualmente las condiciones de vida en este Centro han empeorado desde el salto de la valla del 26 de julio de 2018 ; en un espacio destinado para 512 personas viven cerca de 1.000 en condiciones físicas, higiénicas y sanitarias insuficientes. Recursos escasos para tanta demanda: falta de intérpretes, de asesoramiento jurídico, de atención personalizada para las personas víctimas de trata o de violencia sexual sufrida en el trayecto migratorio. Inseguridad.
A estas condiciones se une el temor ocasionado por las “devoluciones exprés” organizadas por el Gobierno, expulsando a Marruecos a jóvenes que ya estaban en el CETI; los que se han quedado allí temen la misma suerte.
El Centro que acoge a los llamados MENA (Menores extranjeros no acompañados) también se encuentra superpoblado con un total de 219 menores y con escaso personal puesto a su disposición.
La realidad descrita no es más que la representación de nuestros miedos. Miedo a convivir con el diferente, a compartir distintas visiones del mundo y la vida, a la interculturalidad, al aprendizaje continuo, a derrocar nuestras propias fronteras personales e internas, físicas y mentales. Es el miedo al encuentro cercano. Es el reflejo de una sociedad atemorizada que ve cuestionados sus privilegios. Privilegios construidos siempre a través de la desigualdad económica o la discriminación racial contra otros colectivos. Privilegios del neo-colonialismo europeo omnipotente y que a día de hoy, sigue presente.
Es por esto que hoy queremos hacer llegar este mensaje. Porque ante el miedo, nosotras hemos decidido sembrar vida. Ante la destrucción de las políticas racistas y sus fronteras, nosotras decidimos construir vínculos de solidaridad y amor. Frente a la resignación, nosotras decidimos remar hacia el activismo por la esperanza y la fraternidad. Durante 15 días hemos tenido la gran suerte y la enorme oportunidad de compartir encuentros y espacios con muchos de los chicos subsaharianos en Ceuta que participan en la asociación Elín.
Hemos realizado un proceso de deconstrucción de prejuicios y estereotipos totalmente falsos. Nos hemos cuestionado nuestros privilegios queriendo ir a la raíz del problema. Hemos puesto en valor la cercanía y el trato personal, la importancia de establecer relaciones de igualdad, de hacer prevaler la diversidad y la diferencia para enriquecernos mutuamente con ella. Hemos compartido experiencias personales de vida, a veces llegando a llorar juntas, otras riéndonos a carcajadas.
La migración ha existido siempre y así seguirá siendo. Deberíamos afrontarla como una oportunidad y no como una amenaza. El progreso económico, la distribución más equitativa de la población mundial o el intercambio cultural son algunos de sus beneficios. Por eso también exigimos responsabilidades a nivel institucional. Exigimos el establecimiento de vías migratorias seguras, el fin de la ley racista de extranjería y por encima de todo el respeto a los derechos humanos.
Pedimos fehacientemente el fin de las políticas de externalización de fronteras, el negocio de la guerra y las devoluciones en caliente consideradas ilegales por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
Finalmente, también queremos sacudir y despertar conciencias. Queremos apelar a la responsabilidad individual, dirigirnos a cada ciudadano y ciudadana, personas anónimas.
Animamos a comprobar, cada uno por su cuenta, en su ¡ escalera de vecinos, en su barrio, pueblo o territorio, que todos esos miedos que escondemos son injustificados. Os animamos a buscar el encuentro con el diferente, a derribar las fronteras internas y personales que nos impiden relacionarnos en condiciones de igualdad. A entender que si se vulneran los derechos de las personas migrantes, también se vulneran los nuestros. Alentamos al activismo y la movilización permanente para ganar los derechos de todos y todas.
Os animamos a tender manos para acoger y pies para seguir caminando juntas.
Firmado por los voluntarios y las voluntarias del mes de agosto de la “Asociación Elín”:
Flora Ridaura Isern
Alejandro Navarro Blázquez
Rubén Pérez Tellería
Joan Franco Seguí
Neus Vidal Grané
Loli Fernández Colmenarejo
Begoña Richart Albelda
Marta Blázquez Toledo
Andrea Maquilón Perdiguero
Paula Domingo
Pilar Alba Díaz
Francisco José Hernández Rivero
Begoña Gutiérrez Casado
Laura Ganado Otero
Teodora Corral
Ramon Puig Valls
Candelaria Guitierrez Torrado

JOURS DE DEUIL POUR LES DROITS HUMAINS DANS NOTRE FRONTIÈRE SUD.

COMMUNIQUÉ DE L’ASSOCIATION ELIN CONTRE L´EXPULSION “EXPRESS” DES 116 IMMIGRANTS ET RÉFUGIÉS DE CEUTA AU MAROC, LE PASSÉ MERCREDI 22 AOÛT 2018

Ce qui s’est passé cette semaine à Ceuta est un nouvel épisode de cette guerre des expulsions et des violations des droits dans une Europe de plus en plus renforcée, qui maintient et améliore ses relations avec des pays où la répression et le mauvais traitement des personnes migrants terminent avec leur vie.


Un total de 116 personnes, qui avaient réussi mercredi à entrer à Ceuta, ont été renvoyées dans moins de 24 heures, au pays voisin dans le cadre de l’accord de l’année 1992 par lequel le Maroc “accepte le retour de ceux qui sont entrés irrégulièrement par son territoire.” Il s’agit de une opération extraordinaire puisque ce pays refusait d´appliquer l’accord bilatéral avec l’Espagne – sauf dans certains cas comme celui des îles  Chafarinas ou l’île du Persil.

Il s’agit d’une opération extraordinaire qui a étonné et indigné tous et toutes ceux qui dénoncent, jour après jour, ces politiques migratoires qui provoquent le désespoir, la misère et la mort, et qui servent d’exemple pour d’autres frontières européennes. C’est une mesure prise par le Gouvernement socialiste, le même que,  il y a quelques mois, étant dans l’opposition, avait proposé de mettre fin avec les “retours chauds” et enlever les “concertinas” (fils barbelés) des barrières de Ceuta et Melilla. Il nous semble une manipulation de la citoyenneté, ayant des conséquences dramatiques pour les personnes migrantes et réfugiées.

Nous sommes très préoccupés par le fait que cette pratique puisse devenir une pratique systématique car:

– Ces personnes ont été renvoyées alors qu’elles se trouvaient déjà à Ceuta, sur le territoire espagnol, en particulier au CETI, où ils avaient commencé à être inscrits, à recevoir nourriture, à avoir accès aux douches et à y être installés.

– Les mineurs potentiels n’ont pas été identifiés ainsi que les possibles sollicitants de protection internationale.

– L’assistance des interprètes de langues africaines n’a pas été garantie et, par conséquent, le droit d’être entendu.

– En outre, l’accès des personnes renvoyées devant les tribunaux n’a pas été garanti et le document de prise en charge de chaque personne retournée n´a pas été envoyé en Espagne.

Nous savons que le Maroc n’est pas un pays sûr et qu´il ne garantit pas les droits des migrants. Ces dernières semaines, nous avons tous et toutes été témoins des raids promus par le Maroc, suite à la promesse faite par l´UE de lui envoyer de nouveaux fonds financiers. Ces opérations ont causé la mort au moins à deux jeunes, dont un mineur.

Dès l’Association Elín, organisation qui accueille et accompagne les immigrés et les réfugiés qui arrivent dans la ville de Ceuta depuis près de 20 ans, nous voulons exprimer notre rejet total et notre indignation devant cette pratique absolument arbitraire et hors de toute légalité. Compte tenu de ces faits, nous voulons exprimer ce qui suit:

– Que le gouvernement ne mente plus:  même s´ils ont appliqué l’accord signé avec Maroc en 1992 – accord qui viole les traités internationaux sur  l’immigration et l´asile – il est impossible de compléter les procédures nécessaires en moins de 24 heures en sorte qu´elles soient faites avec des garanties légales. C´est ainsi que le Collège d´Avocats de Ceuta est en train de le manifester; nous les soutiendrons dans toutes leurs initiatives.

– Nous appelons les médias: vous ne pouvez pas concentrer toute l´attention sur les migrants et les réfugiés en parlant uniquement de leur “agressivité”, ou les traiter comme s’il s’agissait d’une “armée envahissante”. CE N’EST PAS LA VERITE. Nous savons que ces personnes souffrent quotidiennement la violence des mafias, des forces de sécurité marocaines et espagnoles et, indirectement, la violence de la barrière elle-même, arrivant parfois jusqu´en mourir. Mais nous soulignons que la principale violence qu’ils doivent supporter est celle de la politique migratoire de l’Espagne et de l´Europe, qui empêche tout accès légal aux citoyens des pays du Sud sur le territoire européen, en se basant presque exclusivement sur les contrôles des frontières, ce qui a par conséquence la mort de milliers de personnes aux portes de notre continent.

– Qu´on travaille de manière particulière pour défendre les droits des personnes, des mineurs, des réfugiés et / ou des victimes de la traite parce qu’ils sont les plus vulnérables. Pour cela, il est impératif d´accomplir scrupuleusement la légalité dans le processus d´accueil une fois que ces personnes arrivent sur le territoire espagnol.

L’Association Elín encouragera et soutiendra autant d’initiatives que nécessaire, en collaboration avec d’autres organisations sociales et avec la citoyenneté en générale, pour montrer leur opposition totale aux “expulsions express”,  commandées par le gouvernement espagnol en partenariat avec le Maroc, puisqu´elles violent foncièrement les droits fondamentaux et les accords internationaux des personnes migrantes et refugiées.
A Ceuta, le 24 août 2018