CIRCULO DE SILENCIO DE MAYO

En silencio… en silencio hablamos, en silencio gritamos, en silencio denunciamos. 

Utilizamos el silencio como una forma de diálogo para apelar a las conciencias. El silencio, como una forma de acción solidaria con las personas empobrecidas, el silencio porque es un lenguaje común. Es un silencio que denuncia la vulneración de los Derechos Humanos, que pretende mostrarnos la verdadera injusticia que muchas personas migrantes sufren en el mundo, y especialmente hoy, en Ceuta, en esta Frontera Sur.

 

El mes pasado, cuatro inmigrantes lograron superar las concertinas de la alambrada; uno era menor y las heridas provocadas le lesionaron los pies y las manos; tras realizarle dos operaciones, aún sigue en el hospital. Los otros tres lograron entrar en Ceuta pero, dos de ellos no lograron llegar a un lugar donde pedir auxilio y fueron encontrados muertos por la guardia civil. El cuarto, también herido, logró salvarse pero aún sigue con heridas en un pie.

 

Todas estas personas que buscan desesperadamente una vida mejor y mueren en esta búsqueda, están huyendo de un sistema que genera leyes contra el ser humano, que les obligan a salir de sus países a causa de la guerra, el hambre, la desigualdad, y les llevan a jugarse la vida en un viaje, que quienes lo realizan, declaran como el peor viaje que alguien pueda imaginar. Se libra una guerra silenciosa que enriquece a unas pocas y empobrece a la mayoría.

 

La emigración forzosa es una de estas consecuencias; desplazamientos en condiciones inhumanas, hacinamientos, hambre y sed, robos, extorsiones, violaciones, maltratos y muerte.

 

Y ante esto las respuestas son… las fronteras y las políticas migratorias de los países enriquecidos que atentan aún más contra el sentido de la justicia y los derechos humanos.

 

Hoy, desde la Frontera Sur, lanzamos este grito en silencio, porque no alcanzamos a entender cómo es posible que sigan ocurriendo estas tragedias y pasen desapercibidas, tragedias que se encuentren a menudo, en nuestras costas y a un lado y a otro de la valla. Solo en lo que va de año han perdido la vida 139 personas  al intentar entrar a España.

 

La Historia nos juzga ya por ello, por nuestra pasividad ante estas injusticias.

 

¡¡ PENSEMOS, SOLIDARICÉMONOS, ACTUEMOS!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *