30 de diciembre. LOS SUEÑOS

El penúltimo día nos permitimos soñar, porque si no hay sueños, nunca podremos caminar hacia ellos. Así que compartimos en la clase de español aquello que deseamos para el nuevo año: salud para la familia, paz para nuestros pueblos, trabajo, cariño…; Pero hubo  un deseo compartido por tod@s: que se abran las aguas del Estrecho  para estos chicos y que puedan continuar su camino hacia una vida más digna.
Todo esto lo expresamos en pequeños papeles que introducimos en globos que decorarían la sala para la fiesta de fin de año. 

29 de diciembre. LA FAMILIA

En este día el objetivo era conocer mejor la vida de familia de las distintas culturas y cómo no, compartir como una familia.
Para ello organizamos una comida en el campo, frente a Cala Mocarro, con menú africano y español. Nos hizo un tiempo genial.

Gracias a l@s conciner@s: Laye, Estefanía, Loumkua y Mada.
El arroz y los pinchos,  ¡riquísimos!

Hicimos juegos, bailes y también representamos las costumbres de nuestros países. Aquí os dejamos una divertida representación. 

Cómo no,  al final nos hicimos la foto de familia. 

28 de diciembre. LA CIUDAD.

Este día se centro en la ciudad de Ceuta. Acercarnos a ella para conocerla mejor y que la ciudadanía viera de diferente forma a los chicos inmigrantes eran los principales objetivos.  
Nos organizamos en 3 grupos y caminamos hacia el centro de la ciudad en itinerarios diferentes, aprendiendo algo de su historia y cultura.

Nos reunimos tod@s en la Plaza de los Reyes, una de las más concurridas de Ceuta. Allí vivimos unos momentos muy emotivos; les mostramos a los ceutíes un repertorio de villancicos españoles y una demostración de cómo se danza en África. También les regalamos un detalle a todo el que se acercó. Todos se quedaron con la boca abierta, sobre todo, los más pequeños. Hubo incluso quién se animó a cantar y bailar con nosotr@s. 

Para que os hagáis una idea, aquí va un vídeo: