FIESTA FIN DE AÑO

A eso de las 11 :00 comenzaron a llegar los chicos a la Asociación. Nos juntamos más de 50. Tuvimos de todo. Primero proyección de los momentos estelares de los días anteriores, lo que levantó risas y carcajadas de todo lo vivido. Luego hubo un tiempo de silencio y oración para pedir por el nuevo año, que fue muy emotivo; algunos tomaron la palabra para dar las gracias y para no olvidar a los que quedaron atrás en el camino. A a continuación las uvas, como marca la tradición, comida, sidra…
Después fue la fiesta: juegos, bailes…. Hasta altas horas de la madrugada.
Finalmente nos despedimos, con la sensación de haber vivido mucho juntos, de que conocíamos a los chicos por sus nombres y sus historias eran más nuestras. Nuestra familia en esta Navidad, se ha hecho muy grande.
Gracias a tod@s los que lo habéis hecho posible y esperamos que haya empuje para rato en el nuevo año.
Os dejamos con un enlace de lo que fue la canción himno de este encuentro, y recordando con que intensidad lo bailamos aquella noche junto con ellos se  me ponen los pelos de punta.

31de diciembre. LA COUPE DE NÖEL

El último día, desde las 4 de la tarde iniciamos un campeonato de fútbol donde participaron 7 equipos de un montón de países. En todo reinó un ambiente genial, aunque hubo mucha competencia. También hubo un partido mixto, con participación estelar de las voluntarias españolas.
Fue un buen modo de despedir el año. Felicidades a Droit au but, el equipo campeón.

Os dejamos un resumen de los mejores momentos

30 de diciembre. LOS SUEÑOS

El penúltimo día nos permitimos soñar, porque si no hay sueños, nunca podremos caminar hacia ellos. Así que compartimos en la clase de español aquello que deseamos para el nuevo año: salud para la familia, paz para nuestros pueblos, trabajo, cariño…; Pero hubo  un deseo compartido por tod@s: que se abran las aguas del Estrecho  para estos chicos y que puedan continuar su camino hacia una vida más digna.
Todo esto lo expresamos en pequeños papeles que introducimos en globos que decorarían la sala para la fiesta de fin de año. 

29 de diciembre. LA FAMILIA

En este día el objetivo era conocer mejor la vida de familia de las distintas culturas y cómo no, compartir como una familia.
Para ello organizamos una comida en el campo, frente a Cala Mocarro, con menú africano y español. Nos hizo un tiempo genial.

Gracias a l@s conciner@s: Laye, Estefanía, Loumkua y Mada.
El arroz y los pinchos,  ¡riquísimos!

Hicimos juegos, bailes y también representamos las costumbres de nuestros países. Aquí os dejamos una divertida representación. 

Cómo no,  al final nos hicimos la foto de familia. 

28 de diciembre. LA CIUDAD.

Este día se centro en la ciudad de Ceuta. Acercarnos a ella para conocerla mejor y que la ciudadanía viera de diferente forma a los chicos inmigrantes eran los principales objetivos.  
Nos organizamos en 3 grupos y caminamos hacia el centro de la ciudad en itinerarios diferentes, aprendiendo algo de su historia y cultura.

Nos reunimos tod@s en la Plaza de los Reyes, una de las más concurridas de Ceuta. Allí vivimos unos momentos muy emotivos; les mostramos a los ceutíes un repertorio de villancicos españoles y una demostración de cómo se danza en África. También les regalamos un detalle a todo el que se acercó. Todos se quedaron con la boca abierta, sobre todo, los más pequeños. Hubo incluso quién se animó a cantar y bailar con nosotr@s. 

Para que os hagáis una idea, aquí va un vídeo: 

27 de diciembre, L@S AMIG@S

.

Cada día ha tenido un sentido especial,  lo que nos ha ayudado a organizar las actividades y a centrar la jornada.


Comenzamos con el día de «l@s amig@s», el 27.
La primera actividad fue la clase de español, que se inició sobre las 4 de la tarde. Unos 50 chicos inmigrantes, de un montón de países de Africa compartieron con nosotr@s su idea de amistad y poco a poco empezamos a conocernos.

Para concluir este primer encuentro hicimos diferentes juegos cooperativos, donde se puso a prueba la confianza y la capacidad de trabajar en equipo. Pero sobre todo, nos lo pasamos genial!!!.

Una Navidad diferente

Acabamos de concluir unos días increíbles de Navidad en Ceuta, del 26 de diciembre al 1 de enero, compartiendo con las personas inmigrantes. Han sido 7 voluntarias las que nos han visitado  para vivir la «Navidad en la frontera»: Marta, Estefanía, Mª del Mar, Mari Paz, Magdalena, Ángela y Marymar. En primer lugar queremos agradeceros todo lo bueno que nos habéis dejado, vuestra alegría,  esfuerzo,  creatividad… Gracias.  
De izquierda a derecha: Mª Paz, Mª del Mar, Ángela, Marymar, Magdalena, Cande, Marta, Paula, Regina, Jesús y  Estefanía
.

FIESTA DE NOCHEBUENA

Muchos, muchos vinieron a la casa para celebrar la Nochebuena. Casi 100 personas, y de distintas religiones. Celebramos juntos, cantamos y bailamos. También hubo tiempo para regalos, comer y beber algo.
Os mostramos un pequeño vídeo para que os hagáis una idea.

Si quieres escuchar entera la canción, refleja muy bien la situación de África. Realmente estos chicos quieren vivir un mejor futuro para ellos y su país. Aquí tienes el enlace:  Le pays va mal (Tiken jah Fakoly)

Navidad en la frontera

 Desde Elín  queremos ofrecerte la oportunidad de pasar parte de tus vacaciones de Navidad con las personas inmigrantes que están en Ceuta.
El tiempo de Navidad siempre decimos que es para la familia, y es verdad. En los días señalados nos  encontramos con primos, hermanas y tíos, que seguramente no hemos visto en todo el año. Pues bien, a este lado del Estrecho también está tu familia; sólo que a ésta no se la recibe con la mesa preparada, más bien con altas alambradas, con órdenes de expulsión y fichas de policía.
Para ell@s es muy importante sentir que no todo es rechazo, que aún lejos de su hogar hay manos amigas que se les tienden, hay miradas en las que poder confiar, hay personas con las que poder compartir.
Aún así en Elín sentimos que es su presencia, su espontaneidad, su lucha por la vida, su amistad agradecida, la que nos ha transformado. Se rompieron las fronteras de la desconfianza y nació un nuevo caminar junt@s.
Sabéis de lo que hablamos, porque muchos de los que leéis estas letras ya lo habéis experimentando. Por eso estamos preparando estos días, para ofrecer la oportunidad de volver a encontrarnos y quizá orientar con más sentido este nuevo año.
Aquí va la INVITACIÓN:

CONCRETANDO:
  • Los días serán:  Del 26 de diciembre al 1 de Enero.
  • Cada día tendrá un significado especial: EL DÍA DE LA FAMILIA, DE LOS “INOCENTES”, EL DE LOS SUEÑOS…
  • ¿QUÉ HAREMOS? Compartir, jugar, dialogar, reír, hacer silencio…
  • ¿QUÉ NECESITAS? Venir con espíritu abierto a personas y experiencias nuevas.
  • UNA CASA DE ACOGIDA:  Esta casa pretende ser austera y sencilla, aunque con mucha actividad. Aquí es un continuo  ir y venir de personas inmigrantes. El trabajo es constante. Los momentos de celebración en la fe son libres.
  • GASTOS:  los gastos del alojamiento y de la manutención serán en función de las posibilidades de cada uno. El gasto del viaje corre a cuenta de cada persona.
Por lo demás traer saco, ropa de abrigo y  lo necesario para el aseo personal.
Si quieres felicitar la Navidad a este lado de la frontera
 ¡¡¡ TE ESPERAMOS!!!

Viaje a Marruecos

Reunión de voluntari@s Elín en Rabat


Con mucha ilusión el 8 de noviembre,  martes por la mañana, nos pusimos rumbo a Rabat. Pasamos sin dificultad la frontera casi desierta a causa de la fiesta del cordero y sin darnos cuenta nos encontramos en medio de un pueblo que se paraliza durante una semana. La fiesta se celebra en la casa y en la mezquita y es dificil encontrar un sitio donde poder tomar algo. Después de dos días en la capital viajamos a Casablanca, al siguiente día a Oujda,  para finalmente volver desde allí a Ceuta.


Todos los días han estado llenos de encuentros y reuniones: con Cáritas, voluntari@s de ELÍN, familias inmigrantes, representantes de proyectos, asociaciones… Con ellos hemos compartido cómo viven, qué buscan y qué esperan de nosotr@s. Lo que mas resuena al escribir estas líneas es: la acogida en sus casas, su talante ante las dificultades, la esperanza en el futuro, la necesidad de ser escuchados. Nos transmiten con fuerza que cuentan con nosotr@s y que nuestra presencia y nuestro proyecto es un estímulo para ell@s. Es así como vamos viendo que cada vez el trabajo en equipo es mas gratificante y se hace más sólido, siempre intentando partir de su momento y de nuestra posibilidades. Nos han aportado ideas nuevas en relación a las actividades de verano y a la escolarización de los niños que intentaremos poner en práctica en la programación del próximo verano.
En Rabat, visitando a una familia

De modo especial vivimos el encuentro en el bosque de Oujda, a unos kilómetros de de la universidad, donde estaban escondidos unas 400 personas de distintas comunidades subsaharianas. A través de Adama, nuestro veterano colaborador en Rabat, pudimos acceder a uno de los campamentos, acompañados por uno de ellos. De repente recordamos otros momentos vividos en el campamento de Ben Yunes en la frontera de Ceuta hace algun tiempo. Nos encontramos caminando hacia un  lugar inhóspito, solitario, con dificil acceso y lejos de la civilización;  teníamos la sensación de estar escondiéndonos por miedo a ser descubiertos. Ese es realmento su sentimiento.  La necesidad de permanecer en el anonimato, en la invisibilidad para no ser  descubiertos y poder hacer realidad la esperanza de que suceda el milagro, la posibilidad de poder viajar a España o Europa…Aún resuenan en nuestras mentes algunas de sus palabras «Esto es muy duro, a veces todo se oscurece“ «Gracias por la sorpresa de veros, vuestra presencia nos anima y nos da valor y coraje para seguir buscando un futuro mejor”. Uno de ellos nos expresaba con gran pesar “He intentado pasar a España 7 veces y no se si tengo que desistir y buscar otra cosa”. Fue un regalo el poder animarnos mutuamente, ellos y nosotros, porque su valor y aguante se hace compromiso en nosotr@s y desearíamos que de alguna forma os llegara también a vosotr@s.


En el bosque de Oujda con los jefes de diferentes comunidades

Os animamos a no dejar apagar en vuestro corazón las experiencias personales de encuentro con estas personas, que cada día nos posibilitan sentir que la solidaridad es más grande que el egoísmo y  que el compromiso con la justicia es capaz de cambiar nuestras vidas.