¡Una visita muy especial!

El pasado 18 de mayo recibimos una visita muy especial de un grupo de profesores de la Fundación Loyola.

Vinieron varios días a Ceuta para conocer la realidad de la Frontera Sur y fue una experiencia que removió todo su interior.

Compartimos una tarde maravillosa. La primera parte, consistió en un intercambio entre voluntarios/as con el grupo de profesores para hablar sobre la realidad de Ceuta y el Oasis Elin.

La segunda parte de la tarde, y la más especial, fue cuando el grupo se amplió. Las ganas de intercambio, las ganas de aprender y compartir se transmitían y se respiraban en el ambiente.

Con la EDUCACIÓN como tema principal, charlamos, reflexionamos, preguntamos, nos reímos y disfrutamos de la cantidad de cosas que nos únen.

Asamblea de Elín en Sevilla

El pasado 25-26 de mayo tuvo lugar en Sevilla, la Asamblea de socios y socias de Elin.

Fue un fin de semana muy emotivo, lleno de reencuentros.

El sábado pudimos disfrutar de un encuentro en La Jaima, sede de Espacios Berakah.

Fue precioso ver cómo ELIN había sido una fuente de inspiración para todo lo que se ha creado allí. Nos sentimos acogidas y queridas, y nos reencontramos con muchas personas que han pasado, años anteriores, por Ceuta (algunos de ellos actualmente están acogidos por la Familia Berakah).

Tal y como ellos expresan… Fue un «volver a las raíces» para seguir bebiendo de ese OASIS que es ELIN.

Al día siguiente, tuvimos la ASAMBLEA anual de socios donde revisamos todo lo realizado en este último periodo y en la que, antiguas y nuevas generaciones, seguimos soñando con este OASIS.

Una jornada muy productiva que hace que sigamos creciendo y superándonos día a día.

 

Relaciones sin fronteras en el Campus de Ceuta

A principios del pasado mes de abril, volvimos, otro año más, a compartir con el alumnado de enfermería de la Universidad de Granada en el Campus de Ceuta.

Este año, los talleres duraron un semana. Consistieron en dinámicas de relación y conococimiento que nos acercan desde la igualdad y el respeto.

Reímos mucho y aprendimos más.

Agradecemos al profesor Ángel Quero por hacerlo posible un nuevo año.

Queremos romper fronteras en las mentes de las personas jóvenes para que construyamos, juntas, una sociedad más justa.

Familia ELIN en Rabat.

El pasado 20 de marzo acudimos a nuestra cita anual con los Talleres de Elin en Rabat.

Nos desplazamos hasta allí, ilusionados y con muchas ganas de volver a ver a los que, desde hace ya muchos años, son voluntarios y voluntarias de ELIN.

 Realizamos un Taller con más de 20 personas de diferentes países y edades sobre temas específicos de SALUD.

A través de presentaciones de power point y con gran interés y participación, tocamos temas tan importantes como enfermedades infeccionasas como la tuberculosis y otras de transmisión sexual como el VIH.

El último día realizamos un test individual práctico sobre la actuación ante un paciente inconsciente en la vía pública.

Para Fran, médico voluntario en Ceuta, fue la primera vez en Rabat; Paula, sin embargo, ya no recuerda cuantas veces han sido.

Volvieron cansados pero con el sentimiento de haber compartido unos días con nuestra gente de Rabat.

50 Años construyendo OASIS.

Este fin de semana pasado hemos vivido una gran celebración en Ceuta.

Ha sido un fin de semana lleno de reencuentros, de alegría, de emoción y de recuerdos que nos han dejado un sabor de boca muy dulce para seguir construyendo con fuerza.

Hace 50 años, Paula entró en la familia Vedruna.

Sabemos que han sido más de 50 años desde que comenzó a crear OASIS a su alrededor…

La presencia de tantos amigos y familia hicieron del sábado día 4 de mayo, un día que siempre quedará en nuestro corazón.

¡Visitas desde muy lejos!

El pasado mes de abril recibimos dos visitas muy especiales. Ambas desde muuuuuuy lejos. Un grupo de estudiantes que venían desde Suecia y otro desde los EEUU.

Fue maravilloso poder compartir la riqueza que las personas llevamos dentro. Fueron encuentros llenos de alegría, ganas de conocernos, de aprender,… pero sobretodo, encuentros que rompieron todas las fronteras.

Hicimos dinámicas de presentación, de intercambio y preparamos preguntas en las clases para poder aprender cosas de nuevos países sin necesidad, aún, de visitarlos.

AGRADECEMOS a ambos grupos el haberse desplazad hasta CEUTA y querer hacerlo de esta forma, palpando realmente, la riqueza de las personas en movimiento.

¡ELIN SE CONTAMINA DE SONRISAS!

Hace dos semanas recibimos una visita muy especial:

El grupo «Contaminando Sonrisas» pasaron por Ceuta y volvimos a recordar lo bien que lo habíamos pasado hace  años, cuando los conocimos por primera vez.

¡GRACIAS por habernos «contaminado» de tantas y tantas sonrisas!

CÍRCULO DE SILENCIO DEL MES DE MAYO.

En silencio… en silencio hablamos, en silencio gritamos, en silencio denunciamos.

Hoy, segundo miércoles del mes de mayo, utilizamos el silencio como una forma de diálogo para apelar a las conciencias. En silencio, un lenguaje común que denuncia la vulneración de los Derechos Humanos, que pretende mostrarnos la verdadera injusticia que muchas personas migrantes sufren en el mundo.

Una vez más, el Parlamento Europeo se reúne para seguir blindando las fronteras de Europa. El pasado mes de abril se aprobó una nueva medida que tiene como fin reforzar y ampliar sus fronteras con hasta 10.000 guardias otorgándoles la capacidad para intervenir en terceros países.

Desde esta Frontera Sur, sentimos y vemos cómo las personas migrantes llegan a las costas españolas, después de una larga travesía, donde viven los peores momentos de su vida, dejando atrás su hogar y su familia… huyen de una realidad de expolio, de guerra o persecuciones. Esta desesperación es la que les empuja al Mar Mediterráneo abrazados a la esperanza de encontrar un futuro mejor. Sin embargo, en la otra orilla, la falta de infraestructuras para atender el fenómeno migratorio ha llegado a provocar que estas personas hayan tenido que dormir incluso tiradas en el suelo. La respuesta de España, el pasado mes de noviembre, fue la de anunciar la creación de un nuevo Centro de Atención Temporal de Extranjeros (CATE), en el Puerto de Málaga. Estos centros, ya construidos anteriormente en Algeciras o Motril no reúnen las condiciones humanitarias y hacen que la situación se vuelva, cada vez, más injusta.

En Ceuta, seguimos levantando muros, el próximo está previsto en el Puerto Marítimo de nuestra ciudad con un coste de 2,7 millones de euros.  Estos elementos de control no acaban con los sueños de las personas que quieren migrar sino que los hacen mucho más dolorosos.

Por otro lado, la misma semana en la que los candidatos al Gobierno se enfrentaban a los últimos días de campaña electoral, una delegación marroquí se encontraba en Madrid para activar un nuevo proceso de deportación “voluntaria” de menores migrantes no acompañados. Algo que ya se había realizado desde París y cuyos resultados dejaron a su paso denuncias de irregularidades y vulneraciones de los derechos de la infancia.

De nuevo, un mes más aprovechamos este círculo de solidaridad para no olvidar a las personas que mueren buscando un futuro digno. El pasado 27 de abril, al menos 16 inmigrantes subsaharianos murieron en Marruecos y otros 17 resultaron heridos después de que su vehículo sufriera un accidente. No es un accidente cualquiera, es un accidente evitable fruto de aquellas personas que se dedican a vender sueños y juegan con la vida de migrantes como si ésta no tuviera el mismo valor.

A pesar de toda esta realidad de sufrimiento, seguimos denunciando y luchando porque siempre haya un grito de esperanza. Un grito que se convirtió en abrazo el pasado domingo 5 de mayo en muchas ciudades del territorio nacional e internacional con el con el objetivo de dar un vuelco a las políticas de fronteras y de migración en Europa. Un abrazo entre los pueblos que no están dispuestos a la manipulación y falsedad de un discurso que culpa a la migración de la crisis social y económica de Europa mientras oculta la responsabilidad de las élites europeas. Un grito en positivo que nos recuerda que todas hemos sido, somos y seremos migrantes.

Hoy, desde la Frontera Sur de Europa, hacemos un llamamiento a la ciudadanía para que no seamos cómplices de esta realidad que siembra miseria, desesperación y muerte, sino que creemos una Europa de acogida que derribe muros y construya puentes.

 

 

CÍRCULO DE SILENCIO DEL MES DE MARZO.

El pasado 13 de marzo tuvo lugar el Círculo de Silencio en el que leímos el siguiente comunicado:
«Expresamos nuestro dolor y consideramos que las medidas y actuaciones adoptadas en torno a la migración, únicamente consiguen incrementar aún más si cabe el sufrimiento, dolor y muerte de las personas migrantes y de los solicitantes de protección internacional. Crece nuestra impotencia ante las esperanzas truncadas de estas personas, que, en su penosa travesía de miles de kilómetros por el corazón de África, llevan a sus espaldas un largo historial de abusos, agresiones y precariedad extrema, mientras esperan la ocasión de llegar a Europa en busca de un futuro de dignidad y derechos para ellos y sus familias.
Desde el mes de agosto pasado, el norte de Marruecos está más controlado, si cabe, por las fuerzas de seguridad marroquíes, las cuales, están persiguiendo sistemáticamente a cualquier emigrante que se encuentre en ciudades y bosques, según las informaciones recogidas de ellos mismos. Se está deteniendo y maltratando a todos los inmigrantes que se encuentran en la calle o en lugares públicos, sin tener en cuenta su situación, tanto documentados como indocumentados, y llevados a las ciudades del sur de Marruecos, cerca de la frontera con Mauritania.
Con motivo del 8M no podemos olvidar, a todas las mujeres migrantes y refugiadas, que histórica y actualmente sufren una doble marginación, por el hecho de ser migrantes y por su condición de mujer. Es necesario promover la equidad y el acceso a derechos sociales de las mujeres migrantes. Particularmente los derechos a la salud, al trabajo, a la educación, a la cultura, a la identidad. Dado que la desigualdad es una de las condiciones estructurales que posibilitan y reproducen la violencia de género hacia estas mujeres. El reconocimiento público de las situaciones que de manera cotidiana padecen las mujeres migrantes es el primer paso para avanzar en una atención integral de sus necesidades.
Otro colectivo que queremos hacer presente son, los 50 millones niños migrantes y desplazados en el mundo, que también están más expuestos a sufrir algunas de las peores formas de abusos y otros daños. A menudo están a expensas del contrabando humano y suelen caer en las redes de los tratantes y otros criminales. A muchos se les somete a formas extremas de abusos y privación durante sus viajes.
Unas vez llegados a territorio europeo estas situaciones continúan, siendo criminalizados y marginados, olvidando que son niños y tienen derechos, tal y como están reconocidos en la ley del menor. En estos últimos meses hemos notado un aumento de xenofobia y rechazo hacia estos niños, en nuestra ciudad y en la Península. Como ejemplo de esto, en esta semana, ha habido tres enfrentamientos en centros de menores en Cataluña.
Dotar de recursos de acogida y acompañamiento a los niños desplazados y migrantes a escala local y mundial es una responsabilidad que debería ser primordial para todos los gobiernos, con el objetivo de detener estas violaciones.
Necesitamos un modelo de gestión de la inmigración que no se centre únicamente en temas de seguridad, sino que también se comprometa con el respeto a la vida, la integridad personal y los derechos humanos. Es urgente, por ello, que todos nos preguntemos qué es lo que está fallando a la hora de articular esta política, que debería estar basada en los principios humanitarios y ser capaz de garantizar vías de acceso seguras y de acogida a las personas que huyen de la miseria y la violencia que asola sus países.
Hacemos un llamamiento para que su dolor y sufrimiento no se conviertan en una rutina deshumanizadora.
Amigas y amigos, comienza nuestro tiempo de silencio.»

 

¡ELIN se viste de CARNAVAL!

A principios de marzo se celebraba en toda España la fiesta del Carnaval, una fiesta que en Ceuta se vive de la mano de las típicas chirigotas andaluzas quienes, con humor, aprovechan para hacer una crítica social.

Este año, la familia ELIN también nos animamos a hacer lo mismo; pasamos una tarde divertida en la que bailamos mucho.

Vimos el desfile y compartimos la tarde con la gente de Ceuta.