«FRENTE A VUESTROS MUROS, CONSTRUIMOS PUENTES»

El pasado sábado 8 de febrero de 2020 tuvo lugar la VII MARCHA POR LA DIGNIDAD.

Marcha que se repite desde hace 6 años, después de aquel 6 de febrero de 2014 que marcó un antes y un después en nuestra frontera sur para pedir justicia y respeto a las víctimas y a sus familias.

La familia ELIN ha vivido un fin de semana muy intenso y emotivo. Desde el jueves comenzaron a llegar personas que se desplazaban de distintos puntos de la península para asistir a esta séptima marcha.

Foto: Javier Baeza.

Desde Madrid, Valencia, Irún, Sevilla, Tánger, Barcelona, Cádiz, Irún… llegaban para compartir esa cena tan especial del viernes en la que cogíamos fuerzas para un sábado que iba a ser muy intenso.

Amanece el 8 de febrero, día muy ansiado para todas nosotras, entre bocadillos y pancartas. La casa era un hervidero de gente que llegaba dispuesta a dejar sus fuerzas y su voz por una misma causa.

Foto: Teresa Palomo

Comenzamos la jornada en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Ceuta, jornada dividida en dos bloques: Los muros y los puentes.

Patuca volvió a emocionar a un salón abarrotado de gente contando la situación del caso ante los tribunales.

La Asociación Pateras de la Vida explicó su labor en el país vecino y la situación que vivían los migrantes en tránsito.

Y para terminar el primer bloque, llegó el Teatro Sin Papeles con su obra «BOZA».

Foto: Teresa Palomo.

Fueron capaces de contagiar al salón entero con su actuación: emociones, lágrimas y risas que nos levantaron a todos al grito de «BOZA, BOZA».

A continuación, se comenzó la parte de LOS PUENTES. En una mesa cargada de testimonio de HOSPITALIDAD.

Gracias a Paula, Marie y Susana, voces llenas de acogida y fuerza que nos inspiran para construir puentes.

Dimos por terminada la jornada matinal y salimos a la Plaza de África para comer y seguir forjando relaciones.

Alrededor de las 15:15h de la tarde comenzamos la VII MARCHA POR LA DIGNIDAD que recorría algo más de 3 kilómetros hasta la Playa del Tarajal haciendo un eco que dejaba huella:

«Tarajal, ¡No olvidamos» – «A nuestros compañeros, vivos los queremos» – «No más muertes en las fronteras» – «Derechos humanos, para todas» – …

Foto: Teresa Palomo

Alrededor de unas 400 personas infatigables hicieron de una manifestación un encuentro cargado de energía, solidaridad y ganas de construir en positivo.

Foto: Teresa Palomo
Foto: Teresa Palomo
Foto: Javier Baeza

Llegamos a la Playa del Tarajal, lugar donde, al menos, catorce personas murieron esa madrugada. Intentaban llegar a Europa y lo que recibieron fueron pelotazos de goma y gases lacrimógenos cuando luchaban por no ahogarse en el mar. Buscaban otra vida y encontraron la muerte.

Foto: Teresa Palomo

Recordamos, uno a uno, los nombres de las personas cuya muerte aún está IMPUNE: Larios, Yves, Samba, Daouda, Armand, Luc, Roger, Youssouf, Ousmane,Keita, Jeannot, Oumarou, Blaise y por otro compañero cuyo nombre desconocemos.

Foto: Teresa Palomo

Guardamos un minuto de silencio por todos ellos y por todas las víctimas de las fronteras.

Foto: Teresa Palomo

Continuamos con la lectura del manifiesto en español, francés y dariya.

Foto: Antonio Sempere
Foto: Antonio Sempere
Foto: Teresa Palomo

El punto final a la jornada lo volvió a poner Mía Fuentes con dos canciones que herizaron la piel y emocionaron a todas las personas allí presentes.

Foto: Teresa Palomo

Así dimos por finalizada esta VII MARCHA POR LA DIGNIDAD. En FAMILIA.

Foto: Javi Baeza

Encuentro de hospitalidad con el Colegio Sagrado Corazón

El primer contacto con una persona con la que nos encontramos por primera vez es un momento especial, único e irrepetible.

Solemos darle más importancia a otras cuestiones que al acto de la acogida. Y precisamente fue este tema sobre el que quisimos reflexionar conjuntamente con nuestros nuevos amigos del Colegio Sagrado Corazón de Córdoba.

Tuvimos la oportunidad de que cada uno expresara qué es la acogida y cómo poderla llevar a cabo expresándolo con diferentes símbolos que creamos entre todos. Una vez más quedó en relieve que no importa el origen, la raza, la religión o el género, la persona está por encima de todo ello y sólo cuando nos miramos como seres humanos despojados de cualquier etiqueta, somos capaces de acoger al otro y comenzar a crear ese espacio de relación que no tiene un lugar físico sino que se encuentra dentro de cada uno de nosotros.

La acogida es, por tanto, igualdad, amor, justicia, respeto, empatía, reconocimiento, escucha, generosidad, compartir, tiempo, hospitalidad, refugio, tranquilidad, aceptación, libertad, protección, cooperación, admisión. La ACOGIDA es LA PERSONA.

También hubo tiempo para que nuestros nuevos amigos pudieran conocer  un poco más cuál es la situación actual de la migración en España y más concretamente en Ceuta, para poder comprender cuál es la labor que se realiza desde Elín.

Todos, menores, jóvenes y adultos, disfrutamos de este intercambio intenso, lleno de emociones que culminó de la mejor manera posible: bailando. Porque bailando derrumbamos los muros que nos separan.

Por último queremos dar las gracias al grupo del Colegio Sagrado Corazón porque nos acogieron con la mirada limpia y el corazón lleno de alegría y amor.

¡OS ESPERAMOS PRONTO!

No más devoluciones en caliente

Hoy, por desgracia, una vez más, denunciamos la devolución en caliente de
dos personas en el puesto fronterizo de Benzú, en Ceuta, después de un
intento de entrada de 300 personas que fue impedido por la policía marroquí.
Una de las personas quedó encaramada sobre las concertinas.
La segunda logró bordear el espigón y entrar en Ceuta.

Las personas que no consiguieron entrar en territorio español fueron tratadas con brutalidad por las

fuerzas del orden de Marruecos causándoles heridas, según informaciones de vecinos del
pueblo de Belyounech. Algunos de ellos tuvieron que ser trasladados al hospital.

No nos cansaremos de recordar que la Convención de Ginebra prohíbe este tipo de prácticas ante la
posibilidad de expulsar a personas en necesidad de protección sin realizar
trámite alguno.
Es injustificable, según el derecho internacional humanitario, que España expulse a
seres humanos a Marruecos, país que vulnera sistemáticamente sus derechos, sin saber
si serán perseguidos por motivos de orientación sexual, identidad de género, motivos
políticos, o cualquier otra circunstancia recogida en el Estatuto de los Refugiados.
Pedimos coherencia al nuevo gobierno de coalición progresista quien criticaba al
anterior gobierno por estas devoluciones y que él mismo se comprometió a
eliminarlas.

Sin embargo, estas prácticas ilegales siguen sucediendo en las vallas de Ceuta y Melilla.

Denunciamos que España mantenga y mejore sus relaciones con países donde la
represión y el maltrato a las personas migrantes marca y, en ocasiones, acaba
con sus vidas.
Expresamos nuestro rechazo y exigimos al nuevo Gobierno que no siga realizando estas devoluciones
que vulneran los Derechos Humanos.

 

Fotos: El Foro de Ceuta