Viaje a Marruecos

Reunión de voluntari@s Elín en Rabat


Con mucha ilusión el 8 de noviembre,  martes por la mañana, nos pusimos rumbo a Rabat. Pasamos sin dificultad la frontera casi desierta a causa de la fiesta del cordero y sin darnos cuenta nos encontramos en medio de un pueblo que se paraliza durante una semana. La fiesta se celebra en la casa y en la mezquita y es dificil encontrar un sitio donde poder tomar algo. Después de dos días en la capital viajamos a Casablanca, al siguiente día a Oujda,  para finalmente volver desde allí a Ceuta.


Todos los días han estado llenos de encuentros y reuniones: con Cáritas, voluntari@s de ELÍN, familias inmigrantes, representantes de proyectos, asociaciones… Con ellos hemos compartido cómo viven, qué buscan y qué esperan de nosotr@s. Lo que mas resuena al escribir estas líneas es: la acogida en sus casas, su talante ante las dificultades, la esperanza en el futuro, la necesidad de ser escuchados. Nos transmiten con fuerza que cuentan con nosotr@s y que nuestra presencia y nuestro proyecto es un estímulo para ell@s. Es así como vamos viendo que cada vez el trabajo en equipo es mas gratificante y se hace más sólido, siempre intentando partir de su momento y de nuestra posibilidades. Nos han aportado ideas nuevas en relación a las actividades de verano y a la escolarización de los niños que intentaremos poner en práctica en la programación del próximo verano.
En Rabat, visitando a una familia

De modo especial vivimos el encuentro en el bosque de Oujda, a unos kilómetros de de la universidad, donde estaban escondidos unas 400 personas de distintas comunidades subsaharianas. A través de Adama, nuestro veterano colaborador en Rabat, pudimos acceder a uno de los campamentos, acompañados por uno de ellos. De repente recordamos otros momentos vividos en el campamento de Ben Yunes en la frontera de Ceuta hace algun tiempo. Nos encontramos caminando hacia un  lugar inhóspito, solitario, con dificil acceso y lejos de la civilización;  teníamos la sensación de estar escondiéndonos por miedo a ser descubiertos. Ese es realmento su sentimiento.  La necesidad de permanecer en el anonimato, en la invisibilidad para no ser  descubiertos y poder hacer realidad la esperanza de que suceda el milagro, la posibilidad de poder viajar a España o Europa…Aún resuenan en nuestras mentes algunas de sus palabras «Esto es muy duro, a veces todo se oscurece“ «Gracias por la sorpresa de veros, vuestra presencia nos anima y nos da valor y coraje para seguir buscando un futuro mejor”. Uno de ellos nos expresaba con gran pesar “He intentado pasar a España 7 veces y no se si tengo que desistir y buscar otra cosa”. Fue un regalo el poder animarnos mutuamente, ellos y nosotros, porque su valor y aguante se hace compromiso en nosotr@s y desearíamos que de alguna forma os llegara también a vosotr@s.


En el bosque de Oujda con los jefes de diferentes comunidades

Os animamos a no dejar apagar en vuestro corazón las experiencias personales de encuentro con estas personas, que cada día nos posibilitan sentir que la solidaridad es más grande que el egoísmo y  que el compromiso con la justicia es capaz de cambiar nuestras vidas.




Realidad de la inmigración en Ceuta

Durante el mes de Octubre ha habido casi 200 entradas de inmigrantes en Ceuta, con lo que el CETI (Centro de estancia temporal de inmigrantes) ha superado con creces su capacidad normal, llegando a tener más de 700 residentes

Las entradas a Ceuta ahora se hacen por mar, rodeando la valla fronteriza; desgraciadamente 3 personas subsaharianas fueron encontradas ahogadas en el lado marroquí. 

http://www.elfarodigital.es/ceuta/sucesos/69825-marruecos-recupera-los-cadaveres-de-tres-subsaharianos-.html 
Durante el mes de octubre 80 inmigrantes han salido a la Península con laisser passer. 


                                                                               

Actividades en Ceuta


– Taller de velas:

Antoine e Ismael, dos de los alumnos del taller
Cuatro veces a la semana, por las mañanas, se participa en el taller de aprendizaje de velas decorativas, que está sirviendo a muchas de las personas inmigrantes para iniciarse en una actividad artística, y si logran perfeccionarse en ella, poder ganar algún dinero con la venta de velas.
¡¡  Si en esta Navidad no sabes qué regalar es una buena opción y de paso les echas una mano  ¡¡ 

                                                              


Clases de español
En el mes de octubre hemos tenido una media de asistencia de 40 alumnos, cada tarde, de lunes a viernes; repartidos en 3 niveles de aprendizaje. Lo importante es que aprendemos mutuamente de las distintas culturas y que hay un ambiente de amistad durante ese tiempo que compartimos
Deportes
Fútbol, Karate y deportes alternativos, es la propuesta de actividad física que hemos puesto en marcha. Aún se tienen que consolidar los grupos, pero está teniendo gran aceptación. Tener a un profesor de Educación Física entre nuestros voluntarios es una suerte. 

Acompañamiento de inmigrantes

Cuatro chicos subsaharianos acogidos en un piso de las «Vedruna»
en S. Fernando (Cádiz).

Nuestros queridos Roger y Daniel,
 a punto de coger el bus Algeciras- S. Fernando

Tras salir de Ceuta y pasar por la prisión-CIE de Tarifa, 4 chicos subsaharianos están siendo acogidos en S. Fernando, mientras preparan sus papeles e inician su nueva vida en la Península. Tres de ellos han sido voluntarios de Elín en Ceuta.

Encuentros festivos

   A lo largo del mes hemos tenido dos actividades que se salen de las programada  diariamente, con objeto de mejorar la relación entre nosotr@s y la confianza entre el grupo y, sobre todo, pasárnoslo bien.

Adama  (voluntario de la Asociación) y su compañero
un auténtico «dúo dinámico».

Aprendiendo español jugando.

 A principios de mes tuvimos una clase
 de español diferente. Al aire libre, por 
medio de cantos y juegos, bailamos
 al ritmo de la música africana con el
 tam tam  y los timbales.




El día de los “Santos”, celebramos nuestro particular Día de la Mochila, costumbre ceutí en que la familia sale al campo y la playa a compartir mesa y mantel, comiendo especialmente castañas y otros frutos secos.  En la playa junto al CETI, jugamos y bailamos, bebimos y comimos; como una familia más de Ceuta, con unos 50 chicos subsaharianos de muy diversas nacionalidades.

VOLUNTARIADO EN NAVIDAD

Del 26 de diciembre al 1 de enero
Te invitamos a compartir este tiempo con las personas inmigrantes de Ceuta.
Si quieres dar la bienvenida al nuevo año en la FRONTERA. ¡Tienes que venir!
Contacta con nosotr@s
asociacionelin@gmail.com
paulaelin@hotmail.com