Plantando una semilla.

El día 13 de este mes recibimos la visita de un grupo de adolescentes de 13 años que venían de Samassi (Cerdeña).

Gracias a la iniciativa impulsada por el ayuntamiento de esta localidad y, más concretamente, por su alcalde, Enrico Pusceddu, estos jóvenes tuvieron la oportunidad de conocer un poco más de cerca la realidad migratoria de Ceuta.

No sólo visitaron la valla, en los puntos de la frontera del Tarajal y la parte de Benzú, sino que también pudieron charlar con nosotros para explicarles quiénes somos y las acciones que llevamos a cabo.

Además, también pudieron participar en una de nuestras actividades diarias. Realizamos un intercambio lingüístico con el que pudimos conocernos desde una posición de igualdad al tener que aprender el idioma del compañero y enseñarle el nuestro.

La jornada no pudo finalizar mejor con la participación de todos en el Círculo del Silencio.

Qué suerte encontrarnos con personas con la capacidad de reconocer la importancia de sensibilizar a los más jóvenes y apostar por ello.

Qué suerte poder compartir experiencias que ayudan a aprender de los demás y siembran una semilla de solidaridad y empatía en aquellos que son el futuro de esta sociedad.

Y qué suerte será poder volvernos a encontrar con nuestros nuevos amigos, hermanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *