¡Conociendo Ceuta!

¡Ayer pasamos una tarde fenomenal!

En Ceuta hay un barquito turístico que hace una ruta por la bahía.

Nosotros estuvimos ayer y lo pasamos genial.  El paseo duró 45 minutos aproximadamente, comenzamos en el Muelle España y recorrimos el Foso Real hacia la Bahía sur, la Playa de la Ribera, La Batería del Pintor, el Fortín del Sarchal, el camino de Ronda, la Cala de la Pota y los ancantilados del Monte Hacho.

Navegar por el mar, de manera segura y por ocio, dejando Marruecos detrás y sintiendo que estamos en familia, es una de las sensaciones más bonitas que pasamos juntos.

CIRCULO DE SILENCIO DE SEPTIEMBRE EN CEUTA.

El pasado miércoles día 11 de septiembre nos volvimos a reunir en Ceuta para defender la dignidad de las personas inmigrantes, una dignidad que vemos pisoteada por las políticas migratorias españolas y europeas. Hoy, son numerosas las fronteras que siguen siendo cada día lugares de violación de los derechos humanos y de la dignidad de cada persona.

De nuevo, desde la Frontera sur, denunciamos las devoluciones en caliente producidas a ocho personas el pasado 30 de agosto en el puesto fronterizo de Benzú. Durante horas, estas personas, quedaron encaramadas a la alambrada, sobre las concertinas, gritando e implorando. Les hicieron descender a territorio español, uno a uno, en una grúa junto con agentes españoles, y fueron expulsados de manera automática al lado marroquí. Consideramos esta práctica como irregular en base a la legislación internacional. Recordamos que la Convención de Ginebra prohíbe este tipo de prácticas ante la posibilidad de expulsar a personas en necesidad de protección sin realizar trámite alguno.

Es injustificable, según el derecho internacional humanitario, que España expulse a seres humanos a Marruecos, país que vulnera sistemáticamente sus derechos, sin saber si serán perseguidos por motivos de orientación sexual, identidad de género, motivos políticos, o cualquier otra circunstancia recogida en el Estatuto de los Refugiados.

Pedimos coherencia al Gobierno de Pedro Sánchez quien criticaba al anterior Gobierno por estas devoluciones y que él mismo se comprometió a eliminarlas. Sin embargo, estas prácticas ilegales se siguen produciendo en las vallas de Ceuta y Melilla desde hace más de una década con total impunidad.

No aprobamos que, de nuevo, España siga gratificando a Marruecos con millones de euros que proceden de las arcas públicas. La última concesión fue de 32,3 millones para el control de la inmigración irregular y la cooperación policial internacional procedente del presupuesto del Ministerio del Interior. Una de las consecuencias de esta represión fue la muerte de un joven guineano en Nador a manos del ejército marroquí el pasado domingo día 8 de septiembre. Exigimos justicia y una investigación para clarificar los hechos.

En este Círculo queremos recordar también la muerte de Mohamed Mtausi menor marroquí que llevaba mucho tiempo viviendo en la calle buscando una oportunidad para escapar pero su frágil salud y la calle, se lo han llevado. No es justo que muriera. Sus últimos años de vida fueron un sortear la violencia que azuza a todos los jóvenes como él.

Exigimos al Gobierno de España y a la Unión Europea en su conjunto que no juegue con la vida de millones de personas y ofrezca unas políticas migratorias de acogida que garanticen los derechos humanos.

Y a todos nosotros y nosotras que no paremos en el empeño de comprometernos e implicarnos en conseguir que sus derechos sean reconocidos.

CIRCULO DE SILENCIO DEL MES DE AGOSTO.

En silencio…en silencio hablamos, en silencio gritamos, en silencio denunciamos… Una vez más, en el Círculo de Silencio del mes de Agosto utilizamos el silencio como una forma de diálogo para apelar a las conciencias.

El silencio como una forma de acción solidaria con las personas empobrecidas, el silencio porque es un lenguaje común. Un silencio que denuncia la vulneración de los derechos humanos, que pretende ayudar a tomar conciencia de la injusticia que muchas personas migrantes sufren en el mundo, y especialmente hoy, en Ceuta, en esta Frontera Sur.

Queremos que sea imposible mirar adelante sin ver las causas que generan esta realidad. Expoliada, explotada, aplastada por un sistema que genera leyes contra el ser humano, que les obligan a salir de sus países a causa de la guerra, el hambre, la desigualdad, y les llevan a jugarse la vida en un viaje, que quienes lo realizan, declaran como el peor viaje que alguien pueda imaginar. Se libra una guerra silenciosa que enriquece a unas pocas y empobrece a la mayoría.

Es estos días estamos viviendo un caso más de la deshumanización de las políticas de la Unión Europea: la  situación en que se encuentra  la embarcación de la ONG Proactiva Open Arms,que lleva 13 días en el Mediterráneo a la espera de poder desembarcar los 160 migrantes que van a bordo. Hay 160 personas hacinadas en un espacio de poco más de 180 metros cuadrados, entre ellas dos bebés de nueve meses y 30 menores de edad.  Desde la embarcación nos dicen: “No podemos continuar a la deriva con olas de dos metros», ha indicado el responsable de esta embarcación Según ha explicado, «la situación es difícil, el barco es muy pequeño, tiene 65 años, las condiciones son sofocantes, la meteorología empieza a ser adversa; logísticamente podemos resistir lo que haga falta pero antepondremos la salud de estas personas a cualquier otro criterio, porque no se hacen idea de lo que es vivir así”.

Ante esta complicada situación se baraja la idea de atracar en el puerto más cercano de Italia, lo cual supondría importantes sanciones de acuerdo con las nueva normativa aprobada hace unos días en Italia impulsadas por el partido del ministro Salvini.

Los rescates en el mar están regulados por el derecho marítimo internacional. La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar obliga a los capitanes de los barcos no sólo a prestar auxilio a toda persona que se encuentre en peligro en el mar, sino a llevar a los rescatados hasta un lugar seguro. Libia se encuentra cerca, pero al ser un país en guerra y sumido en el caos, no es un puerto seguro. La Convención de Ginebra de 1951 prohíbe además que refugiados o solicitantes de asilo sean devueltos a territorios donde su vida o su libertad peligren.

Ningún país de la Unión Europea ha solicitado formalmente a la Comisión Europea que inicie una labor de coordinación para desembarcar y reubicar a estos migrantes, según ha confirmado este lunes la institución comunitaria, que ha recordado que una solución a ese asunto depende de la voluntad de las capitales

Conclusión: La falta de VÍAS LEGALES Y SEGURAS para que puedan emigrar las personas está alimentando el tráfico irregular del que se aprovechan las mafias. Por eso es inmoral y deleznable acusar de ello a las ONGS que sólo intentan salvar vidas.

Y ante todo esto las respuestas son… las fronteras y las políticas migratorias de los países enriquecidos que atentan aún más contra el sentido de la justicia y los derechos humanos.

También en Ceuta la semana pasada de nuevo se repite la tragedia en nuestras costas, el mar a devuelto en la playa el cuerpo sin vida de un inmigrante argelino.

Hoy, desde la Frontera Sur, lanzamos este grito en silencio, porque no alcanzamos a entender cómo es posible que sigan ocurriendo estas tragedias y pasen desapercibidas, tragedias que se encuentren a menudo, en nuestras costas y a un lado y a otro de la valla.

¡¡ PENSEMOS, SOLIDARICÉMONOS, ACTUEMOS!

Visita de la «Carovane Migranti» a Ceuta.

La «Carovane Migranti» pasó por Ceuta el pasado jueves para tener un encuentro con varias asociaciones locales que luchan por los derechos de las personas migrantes.

La iniciativa surgió por parte del grupo italiano para tener un intercambio de experiencias y conocimientos de las Asociaciones ceutíes, quienes explicamos nuestra labor y nuestra lucha.

CARAVANA ABRIENDO FRONTERAS EN CEUTA.

El pasado mes de julio tuvimos una visita muy especial: LA CARAVANA ABRIENDO FRONTERAS escogió Ceuta como una de sus paradas en la Caravana del 2019.

El 16 de julio, el grandísimo grupo de la Caravana recibió una calurosa bienvenida por quienes aquí les acogimos. Tras varios meses de preparación, ¡llegó el gran día!

Ceuta era la etapa más distante del recorrido de nueve días por esta Frontera Sur y la consideraban como uno de los espacios de no derecho más simbólico. Una ciudad donde el fenómeno migratorio está presente en la vida cotidiana, con la creciente militarización de la frontera norte de Marruecos y con la persecución, devoluciones y violencias que sufren las personas migrantes aquí.

Durante la mañana, hicimos una multitudinaria marcha al Tarajal, a escasos metros de donde perdieron la vida las víctimas del 6 de febrero del 2014. En la misma playa, les rendimos homenaje y reivindicamos justicia y reparación. También aprovechamos para dar voz a las diferentes asociaciones que nos movilizamos a diario en favor de la defensa de los Derechos Humanos.

De allí, fuimos a los Jardines de la Argentina, un lugar en el que tuvimos tiempo de conocernos, intercambiar y compartir. Fue precioso ver tanta mezcla, tantas relaciones, tantas sonrisas e ilusión.

Cogimos fuerza para la tarde. Una tarde que quedará en nuestra memoria como la tarde en la que cantamos y gritamos para derribar las fronteras por el centro de la ciudad. Megáfono en mano, consignas aprendidas y muchas ganas de crear una onda expansiva que contagiase de justicia a quien nos cruzábamos. «No más muertes en el Mediterráneo», «Ninguna persona es ilegal», «¡Abajo las fronteras, van a caer, arriba los derechos van a vencer!»,… fueron algunas de las frases con las que llenamos las calles de nuestra ciudad.

Llegados a la Plaza de los Reyes, representamos la reconversión de los teatro-imagen e hicimos una performance titulada: «POR UNA EUROPA QUE CONSTRUYA PUENTES Y NO MUROS».

Observar una plaza llena de colores, colores mezclados y manos arriba para gritar BASTA. Basta a las vulneraciones de derechos. Detrás, la Delegación de Gobierno.

No podemos describir lo que vivimos ese día, fue algo muy especial, fue mucha fuerza y energía junta luchando en una misma dirección.

Al día siguiente, 17 de julio, nos reunimos de nuevo en el Príncipe, para una mesa redonda de diferentes asociaciones. Despedimos a tanta buena gente que formó parte de esta gran Caravana que derriba muros.

 

 

 

Un mes de agosto muuuuuy especial.

En Elín, todos los meses son especiales, pero AGOSTO ¡lo es más aún!

La familia se hace más grande. Es un mes muy intenso, lleno de encuentros y actividades que nos hacen compartir, despertar, descubrir y crecer juntos.

Voluntarias y voluntarios de distintos lugares de la península han venido en dos turnos de diez días.

Ha sido maravilloso conocer a todas estas personas que vuelven a sus ciudades conociendo la realidad de nuestra frontera sur. Vuelven con nombres guardados en sus corazones y con lugares grabados en su mente. Vuelven sabiendo qué ocurre realmente en esta pequeña ciudad africana. Han conocido el sufrimiento que generan unas fronteras que crean desigualdad y muerte, pero también han vivido la experiencia real de encuentro, de compartir en igualdad, de saber que la migración es una gran riqueza para todas las personas.

Las rutas por Ceuta, las gimkanas, las visitas a lugares importantes de la ciudad, el conocer la frontera y ver de cerca sus cuchillas, la formación, las comidas y cenas compartidas, las clases de español, los talleres y las tardes en la playa, los encuentros y hasta las evaluaciones han fraguado un espíritu de grupo que nos convierte en comunidad y familia. Una familia que grita alto y claro que ninguna persona es ilegal y que no se quedan calladas frente a la injusticia. Una familia que crea vínculos fuertes y que no olvida volver al lugar donde despertó…EL OASIS ELÍN.

¡Aquí os dejamos varias fotos de ambos turnos y de lo bien que lo hemos pasado!

 

COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN ELIN EN REPULSA A LAS DEVOLUCIONES EN CALIENTE. 

En Ceuta, a sábado, 31 de agosto de 2019

Desde la Asociación Elin denunciamos las devoluciones en caliente producidas a ocho personas ayer en el puesto fronterizo de Benzú, en Ceuta.

Durante horas, estas personas, quedaron encaramadas a la alambrada, sobre las concertinas, gritando e implorando. Les hicieron descender a territorio español, uno a uno, en una grúa junto con agentes españoles, y fueron expulsados de manera automática al lado marroquí.

Consideramos esta práctica como irregular en base a la legislación internacional. Recordamos que la Convención de Ginebra prohíbe este tipo de prácticas ante la posibilidad de expulsar a personas en necesidad de protección sin realizar trámite alguno.

Es injustificable, según el derecho internacional humanitario, que España expulse a seres humanos a Marruecos, país que vulnera sistemáticamente sus derechos, sin saber si serán perseguidos por motivos de orientación sexual, identidad de género, motivos
políticos, o cualquier otra circunstancia recogida en el Estatuto de los Refugiados.

Pedimos coherencia al Gobierno de Pedro Sánchez quien criticaba al anterior Gobierno por estas devoluciones y que él mismo se comprometió a eliminarlas. Sin embargo, estas prácticas ilegales se siguen produciendo en las vallas de Ceuta y Melilla desde hace más de una década con total impunidad.

Como Asociación defensora de los Derechos Humanos expresamos nuestra repulsa y exigimos al Gobierno que no siga realizando estas devoluciones que vulneran los Derechos Humanos y provocan daños irreversibles en las personas migrantes.