El deporte que cura todas las heridas.

«ES DIFÍCIL SUPERAR A QUIEN NO SE RINDE»

Los sábados son un buen día para recargar nuestras fuerzas, para renovarnos y seguir mirando hacia adelante.

Lo importante no es quien llegue primero, ni quien corra más rápido. Lo importante es que nos superemos a nosotros/as mismos/as y que lo hagamos en equipo, en familia.


¡Es así como disfrutamos del comienzo del fin de semana!


Correr con una sonrisa en la cara es la mejor medicina que tenemos para reponer fuerzas y saber que tenemos aún mucho camino por delante.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *