LA ALEGRÍA DE ELÍN EN EL PARQUE DEL MEDITERRÁNEO.

El pasado miércoles, el Parque del Mediterráneo de Ceuta se llenó de la alegría de Elín.

Hicimos una excursión a un Parque que hay en el centro de la Ciudad. Un lugar agradable, con varias piscinas y vegetación donde realizamos dinámicas y juegos. 

Conocer y formar parte la ciudad y, sobretodo, divertirnos haciéndolo. 

       

Terminamos con una merecida merienda y con ganas de seguir haciendo más actividades como ésta. 

 
Aprovechamos, también, para decir que hoy, 100 personas han tenido su salvaconducto, el laissez passer a la península y estamos muy contentos y contentas de que puedan continuar su camino. Desde aquí les recordamos y enviamos mucha fuerza. El corazón de Elín es cada vez más GRANDE.

CÍRCULO DE SILENCIO DEL MES DE ABRIL.

EL PASADO MIÉRCOLES 13 DE ABRIL NOS UNIMOS TODAS LAS ORGANiZACIONES, ASOCIACIONES, GRUPOS Y COLECTIVOS QUE, DESDE DISTINTAS PLATAFORMAS DENUNCIAMOS LOS ACUERDOS DE LOS PAÍSES DE LA UNIÓN EUROpEA (ENTRE ELLOS ESPAÑA) CON TURQUÍA, ALGO QUE ESTA HACIENDO QUE LA SITUACIÓN EN GRECIA SE ESTÉ DETERIORANDO A NIVELES DE NO RESPETO DE LOS DERECHOS HUMANOS.
                 
A través de este comunicado expresamos nuestro rotundo rechazo al Acuerdo por considerarlo “inhumano, deshumanizante, discriminatorio y limitativo”.

Ante el inicio de las devoluciones en la Frontera Este de la Unión Europea, no queremos que España contribuya a frenar la deriva causada por el cierre de fronteras y retrocesos de derechos en la que se encuentra inmersa Europa y sí que contribuya activamente a proteger los derechos y la dignidad de las personas refugiadas y migrantes.
Denunciamos que desde la firma del ACUERDO ENTRE LA UNIÓN EUROPEA Y TURQUÍA, la situación se ha deteriorado gravemente en Grecia. 
En este momento los centros de acogida se han convertido en centros de detención, donde se priva de libertad y otros derechos a las personas refugiadas.
Las noticias son cada día más alarmantes, las expulsiones previstas a Turquía carecen de garantías. No podemos asistir de manera pasiva a la flagrante vulneración de derechos fundamentales, de valores y de principios humanitarios básicos. 
POR ELLO, QUEREMOS HACER, AL PRESIDENTE EN FUNCIONES DE ESPAÑA, LAS SIGUIENTES PETICIONES:
1. Que lidere en el seno de la Unión Europea una política de asilo común que brinde proteccion y acogida a las personas refugiadas, cumpliendo con la Convención de Ginebra, la Carta Europea de Derechos Fundamentales y demás textos internacionales. Para impulsar este compromiso, ha de contar con el respaldo de todo el Congreso de los Diputados.
2. Que cumpla urgentemente con los compromisos asumidos ya por España, en cuanto a reubicación y reasentamiento de las personas refugiadas.
No tiene credibilidad alguna el acuerdo con Turquía si no va acompañado de personas que empiecen a llegar de una vez a España, desde Grecia y países vecinos a los conflictos en las próximas semanas. Canadá lo ha hecho ¿POR QUÉ ESPAÑA NO LO HACE?
3. Que promueva vías de acceso legales y seguras de personas refugiadas a España a través de figuras como los visados humanitarios, la agilización de la reunificación familiar, becas u otros programas o mecanismo que permitan la entrada y estancia legal en España, e instruya a los correspondientes Ministerios de Asuntos Exteriores y Cooperación, Interior y Educación, Cultura y Deporte en relación con sus respectivas competencias. 
Es muy importante que España y los demás países asuman compromisos concretos para admitir a refugiados en los distintos países, ya que, sin ellos, el acuerdo europeo para devolver a Turquía a las personas que entren por Greca carece de credibilidad alguna. 
4. Que aumente los compromisos en ayuda humanitaria y en ayuda oficial al desarrollo, que han sido desmantelados en la última legislatura.
La Cumbre Mundial Humanitaria del mes de mayo es una excelente oportunidad en este sentido.
5. Que impulse desde el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, medidas que promuevan la paz y la resolución de conflictos en Siria. 

El acuerdo entre la UE y Turquía se está convirtiendo en una auténtica vergüenza para toda Europa. Es nuestro tiempo. Comienza nuestro tiempo de SILENCIO. Un silencio de denuncia y de solidaridad.