CÍRCULO DE SILENCIO EN CEUTA.

Ayer, día 9 de diciembre, asistimos al Círcuclo de Silencio convocado en Ceuta, más concretamente, en la Plaza de la Constitución.

El Círculo de Silencio es una acción no violenta en solidaridad con los inmigrantes y refugiados, donde apelamos a la conciencia de quienes hacen  las leyes, de quienes las aplican y de aquellos en cuyo nombre son hechas.
Los Círculos de Silencio comenzaron en Toulouse a finales de 2007 y actualmente reúnen en Francia a unas 10.000 personas de distinta procedencia, en más de 170 ciudades una vez al mes. 
Esta iniciativa convoca a todas aquellas personas que ven la necesidad de unirse para enfrentarse a unas leyes que están machacando la dignidad de las personas inmigrantes.
Desde Elin, nuestra voluntaria Irene escribió el siguiente texto que se leyó durante el acto, que finalizó con la canción de «Papeles Mojados» de Chambao.
Queremos agradecer dicha participación y presencia y, recalcamos la importancia de que todos y todas luchemos, activamente, por la defensa de los derechos de las TODAS las personas. 
«En silencio…en silencio hablamos, en silencio gritamos, en silencio denunciamos… Hoy utilizamos el silencio como una forma de diálogo para apelar a las conciencias.
El silencio como una forma de acción solidaria con las personas empobrecidas, el silencio porque es un lenguaje común. Un silencio que denuncia la vulneración de los derechos humanos, que pretende ayudar a tomar conciencia de la injusticia que muchas personas migrantes sufren en el mundo, y especialmente hoy, en Ceuta, en esta Frontera Sur.
Queremos que sea imposible mirar adelante sin ver las causas que generan esta realidad, expoliada, explotada, aplastada por un sistema que genera leyes contra el ser humano, que les obligan a salir de sus países a causa de la guerra, el hambre, la desigualdad, y les llevan a jugarse la vida en un viaje, que quienes lo realizan, declaran como el peor viaje que alguien pueda imaginar. Se libra una guerra silenciosa que enriquece a unas pocas y empobrece a la mayoría.
Las consecuencias son brutales para millones de personas y ninguna de nosotros y nosotras podemos comprender plenamente el sufrimiento atroz de esta guerra. La emigración forzosa es una de estas consecuencias; desplazamientos en condiciones inhumanas, hacinamientos, hambre y sed, robos, extorsiones, violaciones, maltratos y muerte.
Y ante esto las respuestas son… las fronteras y las políticas migratorias de los países enriquecidos que atentan aún más contra el sentido de la justicia y los derechos humanos.
Hoy, desde la Frontera Sur, lanzamos este grito en silencio, porque no alcanzamos a entender cómo es posible que sigan ocurriendo estas tragedias y pasen desapercibidas, tragedias que se encuentren a menudo, en nuestras costas y a un lado y a otro de la valla.
Solo durante el mes de octubre 3 personas ha perdido la vida al intentar pasar por el mar a Ceuta y muchos más  se mutilan las manos tras entrar saltando la valla.
La semana pasado 2 inmigrantes mueren quemados cuando estaban escondidos en una cueva de Castillejos y muchos más que no sabemos……… a causa de la persecución que está teniendo lugar al otro lado de la frontera contra las personas que solo quieren alcanzar una vida mas digna
La Historia nos juzga ya por ello. Por nuestra pasividad ante estas injusticias.

¡¡ PENSEMOS, SOLIDARICÉMONOS, ACTUEMOS !!«

                 

                 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *