LA REALIDAD DE UN INMIGRANTE

Os dejamos la reflexión de Ikram, una de las nuevas voluntarias de Elín tras sus primeras semanas compartiendo la realidad de las personas imigrantes.

La verdad es que no sé cómo empezar pero necesito expresar lo que siento de algún modo y la única forma que se me ocurre es escribiendo ya que las palabras no me salían en su momento; tuvimos una reunión de voluntarios de la Asociación Elín  que fue muy emotiva, tres de nuestros compañeros son inmigrantes cada uno nos relato su propia odisea para llegar hasta donde están.
Si escuchaseis un pedacito de esa realidad muchas opiniones cambiarían.
Ninguna persona sale de su país por propia voluntad; deberíamos preguntarnos ¿Cuáles son esos motivos? Algunos salen para buscar una vida mejor, otros necesitan auxilio político… ninguno sale con la idea de, «me voy a descubrir mundo que estoy aburrido», es una situación sin previo aviso que origina una decisión forzada, la de abandonar su país dejar todo atrás.
Ikram, César, Mohamed y Cande
en una reunión de voluntariado

Es un recorrido muy duro, con muchos obstáculos, gran parte de ellos se quedan por el camino; es difícil ver que tu compañero no llega, debe ser una imagen que no se olvida, pasar penalidades, maltratos, hambre… ¿De verdad pensáis que si estuviesen bien en su país vendrían? La respuesta es un rotundo NO; nadie arriesga su vida si no es porque la situación que vive le supera. 

¿Y cómo recibimos nosotros a estas personas? Con rechazo, indiferencia, con miedo a que nos roben lo que es nuestro y más si los vemos venir grandes ¡cuidado nos quieren colonizar!


Si la libertad es un derecho fundamental ¿por qué existen las fronteras, por qué la humanidad está dividida, qué pasa si me quiero pintar de azul?; Pues que la gente me va a rechazar. Sinceramente, no quiero pertenecer a esa sociedad; para mí la sociedad es como una familia, tiene que haber de todo.
Chicos a la salida de las clases de español.

Grandes políticos se llenan la boca hablando de temas multiculturales, del crisol de culturas, entonces, ¿por qué rechazamos a las personas por su color de piel, por su religión, por cómo reza cada uno?  ¿qué pasa que sólo somos «un crisol de culturas» cuando el piloto de la cámara está encendido y cuando se apaga la luz somos la chusma a la que hay que echar cuanto antes?; qué pena, qué perdida de energía.

¿Qué diferencia hay entre un inmigrante que viene de los países africanos a buscar trabajo y un español que va a Londres a buscar trabajo? NINGUNA ¿Seguro?
¿Por qué a las personas que vienen de países africanos a buscar trabajo se les recibe con balas, patadas, piedras, rechazo y a los españoles que salen fuera de su país a buscar empleo se les recibe con un BIENVENIDOS y un cheque encima de la mesa?, porque tienen un título debajo del brazo
 ¿Habéis preguntado a esos inmigrantes que es lo que saben hacer? Yo lo hice y me sorprendieron:  uno es mecánico, otro profesor de karate, otro canta mejor que Akon,  y así una larga lista.
La sociedad en la que vivimos debe madurar y reflexionar, abrid nuestra mente a nuevas culturas, nuevas personas…
El primer día que fui a Elín, llegue con la idea de que les iba a enseñar español a un grupo de inmigrantes pero es más lo que me enseñan ellos cada día que lo que les puedo enseñar yo. 
Campeonato de fútbol de la «unidad».  Hubo partido mixto e intercultural. 

Pese a todo esto siempre tienen una sonrisa en sus caras y una palabra de aliento cuando la necesitas, empecé siendo una voluntaria en la asociación para acabar formando parte de esta gran familia.

 Gracias por acogerme como una más del grupo.
Finalmente agradecer a Mohamed Sani, Arnaud y a Ibrahim que hayan compartido con nosotros su experiencia.

One thought on “LA REALIDAD DE UN INMIGRANTE

  1. Muchas gracias, Ikram, por tu compartir. Esa convicción / certeza de que somos todos hermanos, al Norte y al Sur (siendo nosotros los "afortunados", y por ello con deberes insoslayables hacia los demás), es una de las impresiones más fuertes que tambien a mí me ha enriquecido en Ceuta! Un abrazo, ya desde Portugal!

    Filipe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *